Misiones, Corrientes y… Buenos Aires.

Salimos de Orlandia entonces después de haber descansado un poco al terminar la practica con una charla y picada que nos preparo Renato; con los bolsos arriba de la chata es que emprendimos la vuelta.

Sinceramente era una etapa fuerte e importante en nuestras vidas la  que estábamos dejando atrás y no era la mejor de las ondas las que estaban dentro de la camio. Todas medio cabizbajas y sin mucho animo de hablar. Salvo para indicarle a Annabel para donde quedaba la ruta …hacia el suuuur  volver a la Argentina. Si bien se extraña y obviamente nuestro corazón es celeste y blanco, digamos que nos trataron muy bien, dejamos mucho cariño en la tierra vecina y unos días de sol envidiables en esta época de frio en la tierra natal. El estado anímico se sucedió así por bastante tiempo hasta que en un momento siguiendo la ruta vimos un cartel que decía… ¨FIN DE LA CARRETERA¨ ja! y en ese momento el asfalto se terminó para dar paso a la tierra y a las 9 p.m. de la noche en una ruta desconocida de puro campo salieron tres (3) carretas como si fuera hace 50 años en nuestras calles. Nos miramos y rompimos en carcajadas jajaja! estábamos volviendo pero hacia falta hacerlo tan actoralmente??! Jaja nada… chistes internos, pero hizo bien para romper la tensión del “¿Qué nos espera?”.

Paramos a dormir en un hotel de ruta en un lugar llamado Assis. Hotel de ruta en un punto que mucho no sabíamos donde estaba pero sirvió para adelantar 4 horas y media de viaje del día siguiente.

Al otro día nos quedaban otros 700 km más y llegaríamos a Misiones! La querida Tierra Colorada Argentina. Todas con muchas expectativas nos despertamos alrededor de las 7 hs. Para tomar un baño y correr al último desayuno brasileño jaja! salimos bastante mal acostumbradas de el País vecino!. Subimos todo bien acomodado en la camio y ya estábamos nuevamente en la “rodovía”. Un tráfico tremendo y horrible en el último trecho nos demoró más de 2 horas y media más de las que teníamos calculadas, estaban arreglando viejos tramos y se cortaba constantemente el tránsito. Lo que hizo que lleguemos a la frontera por la noche, alrededor de las 20 hs. Lo que nos entristeció porque era nuestro único momento de ver las cataratas. Porque teníamos pautado y nos estaban esperando para dormir en Jardín América; Ciudad Natal de Carla y en donde estaba todo listo para recibirnos. Pasamos por la frontera viendo los carteles de las Cataratas pero nos hizo volver a la realidad de nuestro objetivo asi que la próxima vez será viaje de turismo che!!! Je!.

A 200 km al sur encontramos Jardín América, donde paramos, comimos pao de queijo o para nosotros ya los famosos CHIPÁ que nos tenía preparados Lu y nos fuimos a dormir.

Ahh no les dije: Parecía a propósito pero cruzamos la frontera y el cielo se cayo de lluvia hasta que llegamos a la casa. Por lo que corrimos a poner los bolsos que estaban atrás en bolsas de residuos para que no se mojen y apuramos el paso. La lluvia y la baja climática nos dieron la bienvenida a nuestro País… que lo tiró!.

Al otro dia amanecimos, Carlita estaba radiante!! Hacia más de 1 año que no venía a su pueblo, así que salio a visitar familiares, mientras nosotras nos reorganizábamos teniendo en cuenta que las lluvias que no cesaron de noche y con fuertes chaparrones aguaron todo, no nos iba a dejar hacer el partido y la visita al Club de Posadas. Por lo que debíamos reformular todo de nuevo!!.

Los planes nuevos eran los siguientes: tenemos que volver con mas días para recorrer y con mejor suerte para poder visitar y jugar en el Club. Así fue que nos quedó pendiente la visita al Club de Polo Garupá, único en Misiones. Club que promociona la actividad hípica, con una agenda de eventos para equitación y polo, en donde hay actividades para los chicos desde los 5 años. Volveremos con ustedes!! Pero mientras, para que chusmeen les dejo el nombre así si pasan y quieren visitar Garupá van a ser bien recibidos.

No podíamos dejar de avanzar porque el tiempo apremiaba y teníamos actividades en Buenos Aires que nos urgían, pero menos íbamos a pasar de largo por esta provincia tan linda y con tanta historia, por lo que decidimos hacer un stop; nuestra rutina en los últimos días nos llevo a correr de una lado a otro, sin parar un poco a respirar hondo y ver en claro todo lo que estábamos haciendo, logrando y avanzando. Por lo que pensamos que el mejor lugar para hacerlo en un día húmedo y con llovizna era en Las Ruinas Jesuíticas. El corto tiempo nos dejó visitar sólo una pero que nos hizo muy bien, Las Ruinas de San Ignacio Miní, una reliquia y patrimonio mundial que debemos recorrer todos al pasar por Misiones. Al que no la vio, les recomiendo la película La Misión. Te mueve toda estantería de una vida a la cual estamos acostumbrados a no pensar en raíces, y en esa película podemos vibrar y sentir diferente esta clase de Ruinas una vez que las visitamos.

Seguimos viaje, Corrientes nos esperaba.

Para llegar a Corrientes fue mas corto el trecho, con música y con unas rutas en las cuales ya entendíamos (recién nos dábamos cuenta!) todos los carteles que se nos aparecían, por lo que Annabel estaba mucho mas confiada al volante.

Llegamos a Saladas, Corrientes alrededor de las 21 hs, como si lo tuviéramos todo organizado siempre llegamos para comer!! Jaja acomodamos todo en cada dormitorio y nos sentamos a comer Milanesas con Pureeee! No saben lo que se extraña esa comida cuando no la tenés jaja puro arroz era en Brasil!!. Fuimos a dar una vuelta por el pueblo de Saladas y ya que era muuuy tranquilo nos fuimos a dormir.

Al otro día teníamos programada una visita al Club de Corrientes capital, lugar donde se organiza el polo desde hace ya varios años y para sorpresa nuestra el Primer Presidente del Club Santa Catalina fue el papá de Mumy Bellande!!! Que grande y que orgullo que una grata representante de nuestro polo este en medio de nuestro viaje.

Desde la mañana queríamos salir al campo, después de la lluvia, la ruta y los viajes hacía ya 2 días que no pisábamos pasto por largo tiempo.

Así que nuestro anfitrión Fabio nos llevó a recorrer la zona y ver como se manejaban los capos alrededor. Nos llevó al club en donde fuimos muy bien recibidas por el manager –  presidente actual  Tulio y varios socios que van a jugar al Santa Catalina Polo Club.

Actualmente tienen 2 canchas funcionando, una tercera armándose y la proyección de una cuarta.

A partir de la gran repercusión que causo el Torneo de polo ¨Copa Rodrigo Martín Leconte¨ a  beneficio de la Fundación Corriente por los Niños. En donde estuvieron presentes varias figuras de polo entre los que estaban Bauti Heguy, Gabriel Batistuta y otros que fueron ayudando y apoyando el polo del interior con un éxito de 4 mil personas en dos días.

En repercusión al mismo, es que el Gobernador los contactó y con su ayuda salieron seleccionados para ser sede de la Copa del Interior del País tan importante para las provincias y donde en el 2013 será sede el club de nuestros amigos correntinos Club de Polo Santa Catalina.

Salimos del club después de juntar toda la info necesaria para cualquier polista viajero y hacer las entrevistas – notas pertinentes para poder mantenernos en contacto con los polistas locales. De este modo también nos invitaron a ser parte en una exhibición de polo femenino que organizamos ahí mismo en conjunto con ellos en el torneo Internacional de clubes que se llevará a cabo en el mismo Club y donde se medirán dentro de dos meses clubes de Brasil ( nuestros amigos de Helvetia), Peru, Paraguay, Chile, Uruguay, entre otros. Así que encantadas confirmamos y yaaa nos veremos con esta nueva aventura que según mis planes ya la uní con Misiones así no me quedo con las ganas junto con las chicas de jugar en sus canchas y disfrutar los paisajes del norte argentino.

Volvimos a Saladas, nos hicieron una comida especial para nosotras y para combatir el frío, hicimos nuestro último brindis de cierre de destinos en viaje y nos fuimos a dormir.

Al otro día no quedo más que subir por última vez los bolsos, cargar cámaras, celulares, computadoras, ver la ruta a tomar y la que elegimos con ayuda de Fabio y para recorrer paisajes fue la que pasa por el túnel subfluvial uniendo Paraná – Santa Fé. Hicimos todo un día de viaje, placentero. Un poco mas largo que por Ruta 12 pero con mas autopistas y paisajes que da gusto transitar.

Estábamos cerca, ya había caído el sol. La última puesta viéndola dentro de la camioneta, el pecho inflado de haber hecho mas de lo propuesto, las emociones que nos ponían la piel de gallina, cuatro personas amigas que se habían unido en una aventura en donde no sabían cómo ni por donde ir pero que juntas pudieron mucho más y plantaron bandera. Sembramos amistades, cosechamos premios, regamos caminos para que otros vengan, para poder volver. Con los ojos llenos de lágrimas desembarcamos en Cardales nuevamente… no hacia falta check out. No había quien nos baje los bolsos… pero ahí estábamos con nuestras familias esperándonos y nuestros planes de más!

Gracias, gracias a todos los que nos apoyaron, a todos los que confiaron en nosotras, a todos los que dudaron pero igual nos hicieron sentir seguras y acompañadas en el blog, en el twitter, Gracias a los sponsors que junto a El Desafío Mountain Resort nunca nos dejaron solas, gracias un enorme agradecimiento y aplausos por subirse con nosotras, por seguirnos y por estar!.

  • Facebook
  • Twitter